El impacto del Home Office en la salud mental

El impacto del Home Office en la salud mental

Al principio de la pandemia el Home Office resultaba emocionante y hasta cierto punto era visto como un “descanso” por la mayoría de los trabajadores.

Y aunque, esta modalidad nos ha traído muchos beneficios y más empresas empiezan a implementarlo, aun no estamos preparados para enfrentar los estragos que esto puede provocar.

Sabemos, que el confinamiento tiene como objetivo prevenir y cuidar la salud física de las personas ante el Covid-19, pero, se esta dejando de lado la salud mental, que es igual de importante.

Cabe mencionar, que al ser seres biopsicosociales, no es suficiente con que el individuo este sano físicamente, sino que, tiene que existir un equilibrio entre lo físico, psicológico y social para que la persona tenga bienestar.

Y al haber cambiado abruptamente nuestra rutina y ser reducida a medios digitales, esto a acarreado problemas en cuestión de salud mental.

¿Es posible enfrentar la nueva normalidad sin sufrir un impacto en nuestra salud mental?

Los problemas de Salud Mental

“Una buena salud mental es absolutamente fundamental par la salud y el bienestar en general.

 Dr. ‎Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud, (2020)

Los problemas de salud mental han existido siempre, pero a raíz de la pandemia se ha interrumpido la atención de estos, justo cuando mas se necesita.

La OMS define los trastornos mentales como: ” una combinación de alteraciones del pensamiento, la percepción, las emociones, la conducta y las relaciones con los demás

Entre los trastornos más comunes derivados de la nueva normalidad, se encuentra la ansiedad, depresión y trastorno por estrés postraumático.

Pero también se ha detectado otros que son de mayor gravedad como:

  • Trastorno afectivo bipolar
  • Psicosis, incluida la esquizofrenia
  • Demencia
  • Trastornos del desarrollo, incluido el autismo.

Al principio de la pandemia una de las preocupaciones que tenia la OMS era la depresión, ya que es una de las principales causas de discapacidad en todo el mundo.

Y en México, ocupa el primer lugar de discapacidad para las mujeres y el noveno para los hombres.

Lo que quiere decir que, esto impide trabajar a las personas de forma productiva, lo cual también limitara su desarrollo personal y profesional.

De acuerdo con el Doctor Marcelo Valencia, Investigador en Ciencias Médicas del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente (INPRF), se estima que alrededor de 25 por ciento de la población mexicana presenta algún problema de salud mental y solo el 3 por ciento busca alguna atención medica.

¿Cómo cuidar nuestra salud mental?

A pesar de que una gran parte de la población sufre algún problema de salud mental, afortunadamente, existen muchas alternativas con las cuales podemos cuidar nuestra salud mental o ayudar a las personas que lo necesiten.

La OMS, estableció una serie de consejos y recomendaciones para implementar en estos casos y son:

  • Mantener una rutina
  • Estar informado, siempre revisar fuentes de información confiables
  • Evitar el consumo de alcohol y drogas
  • Controlar el tiempo de exposición a la pantalla, es importante tener descansos
  • Utilizar de manera adecuada y responsable las redes sociales
  • Ayudar a los demás
  • Mantener contacto social, por medio del teléfono o internet
  • Reducir la exposición a las noticias, esto con el fin de reducir o evitar alguna preocupación que estas puedan provocar

Otra forma seria implementando algunas técnicas como el Grounding, que sirve para ayudar a las personas a permanecer en el presente, controlar su estado de animo y poder conectar con la realidad, esta técnica resulta muy efectiva en personas con ansiedad o ataques de pánico.

Los ejercicios de respiración, también son una buena opción que nos ayudaran a mantener la tranquilidad.

Y ya en caso de ser necesario o que la situación lo requiera, buscar ayuda en un profesional de la salud mental, existen muchas opciones como: la terapia en línea, líneas telefónicas, algunos centros o instituciones que brindan atención durante la pandemia.

La nueva normalidad no ha sido tarea fácil, requiere de adaptación, cambios de hábitos y un sin fin de cosas que claramente repercuten en nuestra salud mental.

Por ende nuestra productividad, motivación, concentración y muchas cosas más se ven afectadas y esto repercute en nuestro trabajo a distancia.

Por ello ante el mínimo malestar es importante que busques ayuda para que esto no tenga repercusiones graves en tu salud, en tu trabajo y tu vida diaria.

Tener problemas de salud mental es algo más común de lo que pensamos y esto no significa lo peor.

Hay que cuidarla y mantenerla.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *