Desarrolla tu habilidad para resolver problemas como un profesional

Desarrolla tu habilidad para resolver problemas como un profesional

Desarrolla tu habilidad para resolver problemas como un profesional

Los conflictos o problemas en el ambito empresarial son un elemento estático dentro de una organización, sin embargo, la manera y estrategias que utilicemos para la resolución de esos conflictos si pueden ser dinámicos y variados.

En este espacio, queremos ofrecerte algunos tips que te van a permitir resolver problemas de manera eficaz; de tal manera que puedas aplicarlo en tu espacio laboral.

En la actualidad muchas empresas están interesadas en implementar ciertas estrategias de convivencia para resolver los conflictos que se presentan en las distintas áreas de trabajo, sin embargo, aqui queremos enfocarnos en esos aspectos que podemos empezar a implementar y mejorar como individuos.

Se presume que existen dos procesos que determinan los resultados de la resolución de problemas: a) Orientación o actitud hacia los problemas y b) Resolución de problemas propiamente dicha (Bados & García, 2014).

Orientación o actitud hacia los problemas: Es un proceso motivacional que implica un conjunto de esquemas cognitivo- emocionales que facilitan o dificultan la resolución de problemas.
Resolución de problemas: Implica la búsqueda racional de soluciones a través de estrategias que ayudan a una situación problemática.

Se considera que para el proceso de resolución de problemas se requiere el desarrollo de las siguientes habilidades: a. Definir el problema, b. generar soluciones alternativas; c. toma de decisiones y d. ejecución de la solución.

10 Tips para la resolución de conflictos

A continuación te damos algunos tips con los que podrás empezar a desarrollar tus habilidades para resolver problemas como todo un profesional

1. STOP Y RESPIRA

Detente y reconoce si te encuentras en una situación problemática, muchas veces confundimos pequeños altercados con problemas de gran magnitud, así que es muy importante aprender a identificar a que tipo de contexto te estas enfrentando.

Si te encuentras en una situación problemática, debes aprender a hacer un stop a tu mente y a tus acciones; la actitud debe estar dirigida al mejoramiento de la situación, generando actos de conciliación y aclaramiento.

Solo para, respira profundo y cuestionate rapidamente, ¿Mi respuesta es proporcional a lo que está sucediendo?,¿Resolverá la situación?, ¿Es totalmente reactiva mi respuesta?

La respiración profunda permite aclarar las ideas y generar sensación de tranquilidad en todo el cuerpo, este pequeño ejercicio de entrada te brinda mayor estabilidad para responder ante un problema; ya sea con tus compañeros de trabajo, jefes y/o clientes.

2. SOLUCIONA EN PRIVADO

Parte importante de la solución de un conflicto es el entorno en el que se de dicha conciliación; si el problema se ha desatado en un reunión, por medio de correo electrónico o llamada y/o de manera personal, procura trasladar la situación a un espacio privado, libre de la posible intervención de otros.

Esto con el fin de darle la importancia necesaria a la situación y también brindar respeto tanto a los involucrados como a los espectadores.

Adicional a esto, brindar una pauta de solucionar de manera privada, dará tiempo para estabilizarse emocionalmente y así actuar de mejor manera, asi como, evitar que estas situaciones afecten el desarrollo de las tareas propiamente laborales.

3. ELIGE EL MEDIO MÁS EFECTIVO

Si bien atrevernos a ser personas más resolutivas, no es un tarea fácil. Debemos empezar a encontrar esas herramientas que nos facilitan desarrollar dicha habilidad.

Expresar nuestras emociones y opiniones es una tarea valiente y necesaria, busca alternativas que te permitan expresarte y que siempre estén en pro de la solución.

Escribir un correo y dialogar en persona, son los medios más utilizados para dar solución a un conflicto, elige el que mejor te parezca, tanto para tu comodidad como para darle una solución real a la situación.

Si eres de las persona que se le dificulta expresarse sus emociones, te recomendamos escribir en borrador lo que quieres decir, de está manera podrás revisar y modificar lo que escribiste para ajustarlo de la mejor manera y así comunicarlo.

4. ESCUCHA ACTIVA

Expresarte es importante pero escuchar lo es mucho más, la técnica de escuchar activamente resulta esencial para dar solución a cualquier problema.

Ya que has dedicado tiempo para pensar y planificar lo que dirás, también es importante que des tiempo a escuchar a los demás involucrados.

Es importante que sepas que no se trata solo de oir las palabras que emiten, sino a intentar comprender el mensaje que quieren dar, sin prejuicios ni pensamientos propios, sino enfocandose en el mensaje neto.

Mientras otros estén hablando debes estar atento, evita pensar lo que vas a responder a cada palabra que te dicen, pues esto desviará tu atención, afectando la comprensión del mensaje que pretenden darte.

Si deseas conocer más de este y otros temas te recomiendo consultar este link

Estas son solo algunas recomendaciones básicas para empezar a poner en practica y resolver tus conflictos de la maner más profesional y funcional.

Cabe resaltar que si la situación conflictiva ya se encuentra en un nivel más complejo, lo ideal es que se solicite ayuda al área de recursos humanos o área encargada para que intervenga y así dar solución al problema.

Desarrolla tu habilidad para resolver problemas como un profesional.

¿Estas listo para ponerlo en marcha?

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.